martes, 31 de julio de 2007

Derecho a la comunicación y a la equidad


8:00 de la mañana enciendes la TV y observas a alguien diciendo: “Aquí no hay libertad de expresión”. Te aburres y enciendes tu radio y una voz nada melodiosa te da los buenos días diciendo: “Aquí no hay libertad de expresión”. Ni TV ni radio, apagas todo y decides acompañar tu café mañanero leyendo el periódico, pero tus ojos se decepcionan y mas allá se frustran al leer en la primera plana: “Aquí no hay libertad de expresión”.

Aunque, parezca mentira vivimos en un país donde día tras día se utilizan los medios de comunicación para decir que aquí no hay libertad de expresión. Y, después de todo, tienen razón por que en nuestro país a “La libertad de expresión” la sometieron a una operación de cambio de sexo, que dio como resultado “el libertinaje de expresión”. En cualquier otro país del mundo alguien que no simpatiza con su presidente aparece en TV diciendo: “Sr. Bush no más asesinatos por favor” y a los tres días sus familiares y mejores amigos están llevándole flores a su tumba; aquí en Venezuela sale por TV una señora oligarca diciendo: “Alerta que camina la mierda de Barinas por América Latina, vete de Venezuela maldito Chávez”… y absolutamente nadie toma cartas en el asunto. No digo que nos convirtamos en perseguidores de quienes usan los medios de comunicación para vomitar su clasismo y su racismo, pero si es necesario que aceptemos que no tenemos “libertad de expresión” sino “libertinaje de expresión”.

Todos como venezolanos, como sujetos pensantes y como seres humanos tenemos derecho a la comunicación y a que la misma sea equitativa. Y esto no es de extrañar por que siempre hemos tenido la necesidad de comunicarnos, la necesidad de decir algo, de opinar en determinado tema, de aportar nuestras ideas e incluso de dar a conocer nuestros logros, los de nuestra comunidad, los de nuestro estado y los de nuestro país. Pero, desde que éramos la Gran Colombia nunca hemos disfrutado a plenitud de este derecho a comunicarnos, y cuando podíamos hacerlo la equidad era olvidada. En las primeras décadas no nos comunicábamos por falta de medios para hacerlo, pero eso se solucionó y hoy en día contamos con una gran gama de medios de comunicación. Entonces porqué solo unos cuantos hacen uso de su derecho a comunicarse?


Por que en los últimos semanas, meses y años convirtieron a los medios de comunicación en medios de presión política. Así como en nuestro país tenemos a la Misión Barrio Adentro, Misión Sucre y Misión Milagro entre otras, ellos crearon “Misión tumbar a Chávez”¿Cómo lo hacen? Sencillo, sueltan todo el odio acumulado que tienen por la pantalla de nuestra TV, por las cornetas de nuestra radio y en las páginas de los diarios con la intención de que odiemos al Presidente. Y en el camino aprovechan y ofenden, difaman, inculpan y despotrican de él, su familia y de toda aquella persona que simpatice con su gobierno.

Los medios de comunicación que se crearon para hacer valer nuestro derecho a la comunicación y a la equidad se trasformaron en partidos políticos, que han hecho de su poder un cáncer que consume la conciencia de todo aquel ser que quiera pensar por si mismo


“Nos mean encima y los diarios dicen llueve”. Con estas frase Eduardo Galiano expresó la anarquía en la que se ha convertido el derecho a la comunicación y a la equidad por la que se debe regir la misma. En el año 2002 asesinaron a barios marchantes de oposición y de oficialismo, los medios de comunicación nos hicieron creer que las víctimas habían sido en casi su totalidad del lado de oposición, cuando la verdad era todo lo contrario. Los asesinos fueron francos tiradores y nos engañaron diciendo que habían sido individuos afectos al gobierno que disparaban desde Puente Llaguno. Le dieron un golpe de Estado al presidente y nos quisieron ver la cara de idiotas divulgando que Chávez había renunciado.

Los medios de comunicación son una tizana hecha a base de frutas podridas sacadas de los containers del mercado de Coche. Tenemos a Marcel Granier y Federico Rabel queriendo ser los futuros presidentes del país. Supongo que si Granier gana tendríamos un gobierno “Alto Pana”. Los periodistas van a hablar pestes del gobierno en Miami, a protestar en Panamá y a quemar embajadas. Y si no le renuevan la concesión a un canal salen todos los niñitos de papi y mami, empegostados de protector solar, oliendo a anís (la bebida de nosotros los estudiantes pobres) y con manos albinas a lloriquear por el adiós de un destripador de conciencias.


Cuando logremos depurar nuestro país de medios de comunicación con aspiraciones presidenciales, de periodistas que usan el código de ética como papel higiénico y de borregos estudiantiles que defienden los intereses de una empresa privada, podremos empezar a plasmar nuestro derecho a una comunicación fundamentada en la equidad.

De resto seguiremos viviendo en un país de fantasías, donde día a día se crean robots capitalistas y desangran conciencias para utilizar su sangre al momento de imprimir el libreto que seguirán los medios de comunicación.

Steeny Gutiérrez.